Veyser, Concesionario Oficial Kia en Huelva

Noticias

¿Cómo cuidar las escobillas del limpiaparabrisas?

¿Cómo cuidar las escobillas del limpiaparabrisas?

Sin las escobillas, no puedes limpiar tu parabrisas. Esto es fundamental para que, en épocas de lluvia y nieve, puedas disfrutar de una conducción tranquila en caso de fuertes lluvias o heladas.

Normalmente, como durante el año no se producen esas inclemencias meteorológicas, solemos olvidarnos de su mantenimiento. Aún así, seguro que te has acordado de ellas te has dado cuenta de que estaban rotas o desgastadas. La próxima vez, sigue estos sencillos consejos para su cuidado:

 

CÓMO LIMPIAR LAS ESCOBILLAS LIMPIAPARABRISAS

Sobre todo, acordarte de ellas cada cierto tiempo, porque es muy importante limpiar las escobillas, al menos, una vez al año para lograr un mantenimiento óptimo. Aún así, cuando vayas a limpiarlas fíjate bien, puede que necesites cambiarlas.

Para limpiar las escobillas correctamente, quita la escobilla del brazo del parabrisas y límpiala con un trapo que lleve limpiacristales, así eliminarás cualquier resto de suciedad o polvo.

 

¿CUÁNDO DEBO CAMBIAR LAS ESCOBILLAS?

Si observas cualquiera de las siguientes indicaciones, considera cambiar tus escobillas:

- Las escobillas dejan en su recorrido un barrido de estrías. Esto significa que el soporte está dañado, puede ser consecuencia de cambios de temperatura o que haya habido mucha nieve y el peso las haya vencido.

- Hacen ruido cuando las pones en funcionamiento. Si oyes algún movimiento de eje o algún ruido defectuoso, es porque la goma se ha deformado, sea por temperatura o por uso. En este caso, tienes que hacer el cambio de escobillas.

 

CÓMO PREVENIR EL DESGASTE DE LOS LIMPIAPARABRISAS

- Antetodo comprueba que las escobillas se encuentran bien, que el ancho de la goma es suficiente para limpiar.

- Cuando veas que el parabrisas tiene residuos de arena incrustada, hojas o cualquier otra cosa que pueda obstaculizar el movimiento, evita utilizar el limpiaparabrisas. Es preferible que lo limpies con un paño mojado en líquido limpiaparabrisas.

- Las láminas de goma pueden dañarse con productos químicos ¡evítalos!

- Si aparcas tu coche en un día de fuertes heladas o nieve, levanta las escobillas y coloca una hoja de plástico o papel, para que no se rompan al ponerlas en funcionamiento.


¿Ya sabes cómo cuidar las escobillas y hacer un buen uso de ellas?

Si tienes cualquier duda o consulta, nuestro equipo de taller está disponible para atenderte. ¡Te esperamos en Veyser Huelva!