Veyser, Concesionario Oficial Kia en Huelva

Noticias

LOS 5 CONSEJOS MÁS IMPORTANTES PARA UNA CONDUCCIÓN SEGURA DURANTE EL INVIERNO

LOS 5 CONSEJOS MÁS IMPORTANTES PARA UNA CONDUCCIÓN SEGURA DURANTE EL INVIERNO

¡Ya estamos inmersos en el invierno y, por tanto, aumentan los días de lluvia, niebla, viento e incluso nieve!

En esta época del año, a veces, conducir se convierte en una verdadera misión imposible y tendemos a ponernos más nerviosos de la cuenta.

 

Pero, ¡tienes que manejar estas situaciones! No te sobresaltes por las inclemencias meteorológicas durante tus trayectos. Consideramos oportuno, darte algunos consejos para que ésto no afecte a tu conducción ni al resto de conductores.

 

MANTÉN LA SEGURIDAD AL VOLANTE, TAMBIÉN EN INVIERNO
 

Es prioritario, para una conducción segura da igual la época del año que sea, una correcta revisión de tu coche, comprobar los niveles de los líquidos, el estado de los neumáticos, del limpiaparabrisas y las luces. Si todo se encuentra en perfecto estado, cuando encontremos condiciones más complicadas, será mucho más segura la continuación de nuestro trayecto.

 

A continuación, te dejamos algunas pautas que puedes seguir para tener una conducción segura:

 

Aumenta más que nunca la distancia de seguridad. Si normalmente se hace hincapié en la necesidad de mantener una distancia de seguridad adecuada para evitar colisión, en caso de inclemencias propias del invierno, aún con más razón. La distancia de frenado aumenta y se necesita más espacio para conseguir detener el coche en caso de emergencia.
Si no te acercas más de lo debido, evitarás también el agua que evacúan los vehículos delanteros a través de sus neumáticos, que reducen la visibilidad.

 

¿Llueve? Evita las zonas más encharcadas. Si observas que una parte de la carretera ha acumulado más agua de lo normal, evítala y así reducirás la posibilidad de aquaplanning. Si no puedes esquivarla, no pises el acelerador, no pises el pedal del freno y sostén el volante con fuerza.
 

¿Niebla? Más seguridad a falta de visibilidad. Este elemento es verdaderamente molesto, ya que la mayoría de las veces, nos ponemos muy nerviosos, algo que es peligroso al volante. Si te encuentras con esta situación, reduce la velocidad frenando suavemente y conduce siguiendo la línea de la carretera. En cuanto sientas la dificultad de visión, enciende las luces antiniebla que procedan.

 

¿Fuertes vientos? Agarra el volante. Si sientes que el viento golpea con fuerza tu coche, centra tu atención: agarra el volante con ambas manos, sobre todo cuando vayas a adelantar. ¡Cuidado si adelantas a vehículos de gran tamaño porque recibirás una oleada de viento más violenta!
 

¿Nieva? Lleva siempre cadenas. Si vives en una zona donde la nieve es asidua o vas a viajar a una de éstas, deberás prever que en cualquier momento, las cadenas te harán falta para mayor seguridad. Además, es recomendable tener un rascador de hielo en el coche, para que siempre puedas contar con plena visibilidad y así, el hielo en los cristales no suponga un problema.

 

Un último consejo, ya sabemos que hace un frío insoportable, sobre todo por las mañanas, pero te aconsejamos que aguantes un poco y hagas uso de la calefacción de tu coche antes que de ciertas capas de ropa que pueden impedir una conducción ágil. El hecho de llevar demasiadas capas de ropa, dificulta la movilidad.

 

Lo fundamental, sean cuál sean las condiciones meteorológicas o de la carretera, es conducir con máxima prudencia y, por supuesto, saber cómo reaccionar si en medio de nuestro trayecto, se desata un temporal de estas características.

 

Sigue estos consejos y ¡disfruta de la Navidad como merece!